Seleccionar página

Son calderas de gas de alto rendimiento basadas en el aprovechamiento del calor presente en los humos de la combustión.

En las calderas de gas que no son de condensación una parte muy importante del calor generado, es evacuada por los humos en la chimenea, lo que implica temperaturas muy elevadas de estos humos ,que pueden alcanzar alcanzar los 120 grados. Las calderas de condensación recuperan una gran parte de este calor del humo de la combustión. Los humos resultantes en las calderas de condensación tienen valores de temperatura del orden de 45 grados o inferiores,recuperando ese calor para su sistema de calefacción y a.c.s y consiguiendo también que las emisiones de gases contaminantes se reduzcan considerablemente

las calderas de condensación

En comparativa con calderas estencas las calderas de condensación consiguen un ahorro en torno al 30 % en el consumo de gas y reducen hasta en un 70% las emisiones de óxido de nitrógeno y dióxido de carbono.

Resumiendo la caldera de condensación consigue la energía para su hogar, de la combustión del gas y de recuperar el calor del humo expulsado de la combustión.

Ademas de todo esto los nuevos quemadores modulantes y las bombas modulantes que poseen todas las calderas de condensación propuestas por Calderas Haritza reducen el consumo de gas ya que la modulación hace un gasto inteligente de el gas según las necesidades caloríficas de su vivienda.