Seleccionar página

La huella de carbono es un indicador que mide el impacto sobre el calentamiento global. Este indicador ambiental es la suma absoluta de todas las emisiones de gases de efecto invernadero causadas directa o indirectamente por un individuo, organización, evento o producto. Está huella de carbono se mide en toneladas de CO2 emitidas, estás toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera son las causantes del calentamiento global y el cambio climático en el planeta Tierra, es tarea de todos reducir está huella de carbono de todas las actividades que realicemos.

Hay muchos actividades en las cuales podemos reducir la huella de carbono pero vamos a centrarnos en el uso de las calefacciones de gas en viviendas individuales.

En cuanto a los sistemas de calefacción que tienen cómo principal fuente de energía gas natural, renovar las calderas de gas y sustituirlos por nuevos sistemas de calderas de gas de condensación reduciría, las emisiones de CO2 de las calderas en una vivienda individual, hasta en un 50%.El aislamiento de los edificios también es muy importante ya que como dice la máxima no hay mejor energía que la que no se consume. Las mejoras en el aislamiento del edificio reducirán el consumo de gas de las calderas de condensación.

Y por último y muy importante, tenemos que tener en cuenta también que los árboles actúan como sumideros de carbono, es decir retienen el CO2. Por ello, apoyar medidas que eviten la deforestación de los bosques o impulsen la plantación de nuevos árboles, en especial de especies autóctonas, contribuye a reducir el exceso de CO2 en la atmósfera reduciendo nuestra huella de carbono.

Buscar proyectos e iniciativas que promueven la plantación de árboles y colaborar con ellas en nuestro entorno más cercano, es una manera colaborativa de luchar contra el cambio climático.

Plantar nuestros propios árboles o participar en jornadas de voluntariado con organizaciones y administraciones públicas o empresas que promueven este tipo de iniciativas es una lucha muy eficaz contra el cambio climático.

Un árbol no hace bosque pero 1000 si, el bosque es la vida, entre todos conseguiremos revertir esta situación