Seleccionar página

De la misma manera que la sociedad está cada vez más concienciada de la importancia de cuidar su entorno, las casas son cada vez más ecoeficientes y las calderas de gas de condensación son una solución para poder avanzar hacia ese camino

Piénsalo bien: ¿quién querría vivir en una casa donde paga más por su consumo de gas y de agua, solo por no tener la caldera correcta? Nadie, ¿verdad? Bueno, puede que aquellas personas que consideren que mientras aguante la que tienen, no van a invertir en una nueva.

¿Cuál es el problema de estas personas? Que no conocen los beneficios de cambiar su caldera vieja por una que, por un lado, cumpla con la normativa europea y, por otro, le haga ahorrar dinero y disgustos.

¿Sabes a qué tipo de calderas me refiero? Efectivamente, a las calderas de gas de condensación. Porque sí, existen dos tipos de calderas de gas de condensación: las que solo están destinadas a la calefacción o las mixtas, que son las más habituales y que también ayudan a que el agua se caliente. 

Beneficios de cambiar tu vieja caldera por una caldera de gas de condensación

Independientemente de que te decantes por una o por otra, ambas tienen en común los tres factores que hacen que, a día de hoy, una caldera de gas de condensación sea la mejor opción para tu hogar: son más eficientes, son respetuosas con el medioambiente y, además, son más cada vez más económicas.

Como bien sabes, llega un momento en el que el técnico de la caldera te da la noticia que nunca queremos escuchar: ha llegado el momento de que cambies tu caldera si no quieres que te dé más problemas.

Si estás en ese caso o, sencillamente, la tienes que cambiar porque la antigua no da más de sí, es importante que conozcas los beneficios de hacerlo por una caldera de gas de condensación: 

  • Son silenciosas: algo que se agradece, especialmente durante las horas que todos descansan en casa. 
  • Instalación sencilla: ya que se realiza en el mismo día 
  • Ahorro energético y económico: que tal y como se ha demostrado, supone una reducción de entre el 15 y el 30% de la factura.
  • Bajas emisiones: son mucho más respetuosas con el medioambiente, ya que apenas emiten sustancias contaminantes, sobre todo teniendo en cuenta el resto de opciones y, por tanto, que desde nuestra casa podamos aportar nuestro granito de arena para vivir en un mundo más limpio. 
  • Son seguras: porque ha sido uno de los falsos mitos que se han asociado a este tipo de calderas y, sin embargo, tanto su instalación como su funcionamiento es completamente seguro. 
  • Bajo mantenimiento: porque duran mucho más y es más difícil que sufran averías.

Calderas de gas en Gipuzkoa

En Haritza somos especialistas en la instalación y calderas de gas de condensación, así como en el mantenimiento de las mismas. Eso sí, solo trabajamos con las mejores marcas y que han demostrado ser las más eficientes del mercado, como pueden ser las de las siguientes marcas: 

Además y como bien sabes, por cada caldera nueva instalada, al final de cada año plantamos un árbol junto a la casa de la persona o lo más cerca posible de él, de manera que también nosotros aportamos nuestro granito de arena con el medioambiente.